EN CAMPROVÍN:

La Ermita de la Virgen del Tajo, por el camino del monte a Castroviejo, construcción que se remonta al siglo XII, aunque de esa época sólo se conserva la cabecera rectangular, con cubierta de bóveda de medio cañón. Se le llama del Tajo, no por el río del mismo nombre, sino por que se apareció la imagen dentro de un árbol y a la hora de cortarlo, la Virgen iba guiando al leñador con frases como "Tajo, dale más alto, no le des tan abajo"...
Iglesia de San Martín de finales del siglo XVI. De piedra sillar, consta de tres naves y cabecera ochavada de cinco paños. La torre fue sustituida en los años 60 al derrumbarse la primitiva en 1835. Su interior alberga un retablo de estilo clasicista Cercano al pueblo se disfruta de un monte de hayedos, encinares y un gran pinar donde se encuentran setas y níscalos.

SU HISTORIA:

La villa existía ya en tiempos de la dominación romana de donde se cree que viene su nombre "campus pro vinae", campo para viña. Existió en la zona un convento-castillo de los Templarios. Hay documentos en los que se prueba que, el primer señor de Vizcaya donaba la villa a San Millán en sufragio de su esposa Toda. La villa había pertenecido a Sancho el de Peñalén. En 1658 Felipe IV le concede el privilegio de villa y se separa administrativamente de Nájera.

Alojamiento Rural en Camprovín. C/ Diseminado, 80 – 26311 Camprovín, La Rioja. Teléfono 600 224 188